Libros que cambian la vida (sin exagerar)

El otro día terminé de leer "La magia del orden", de Marie Kondo. A pesar del éxito que ha cosechado, es un libro que me ha caído mal desde el primer día por varias razones:

1) A las desordenadas no nos gusta que nos hablen del tema. Es un poco tabú, sí.

2) ¿Qué me iba a contar que no supiera? ¿Eh? ¿Qué?

3) Con ese nombre....

Como podéis imaginar, al final sucumbí.

Y os voy a decir una cosa: seas una persona ordenada y pulcra o un desastre como yo, creo que te va a gustar. Sobre todo si eres capaz de hacer abstracción de la parte un poco "esotérica" que me hizo chasquear la lengua en más de una ocasión.

 

Así pues, admito que fueron varias las lecciones que extraje de su lectura, y que me gustaría compartir aquí (espero que no os importe el momento "spoiler"):

  1. Realmente, una casa ordenada es un lugar donde se respira más paz y se vive mejor. Tenía mis dudas al respecto, pero he confirmado en mi propia piel que es así. De verdad.
  2. Una vez tienes una base de orden en casa, puedes hacer otra cosa con tu tiempo libre, tu energía y tu pensamiento -puesto que ya no has de dedicar cada minuto, invariablemente... ¡a ordenarlo todo!

Pero a lo que iba... Cuando terminé con el libro -y tras la locura de orden, limpieza y organización que siguió a su lectura-, pensé que era uno de esos libros que te cambian la vida. Es decir, tú piensas y actúas de una forma antes de leerlo... y piensas y actúas de otra manera respecto al tema en cuestión, cuando lo terminas. Y dándole vueltas a esa idea, me percaté de que, de hecho, no ha sido el primer libro que produce ese efecto en mí. Así que os dejo una selección de los que, claramente, me han cambiado el "chip", le han dado completamente la vuelta a mi tortilla mental, vaya. Seguramente los conocéis, porque suelo recomendarlos a menudo, pero nunca les he dedicado un apartado completo. Y se lo merecen.

Un regalo para siempre jamás

Éste fue el primer libro que recuerdo que me sacudió y destrozó sin piedad todos mis esquemas previos. Y es que os reconozco que mi vida como madre que daba el pecho (y más adelante como "madre" en general) dio un giro de 360 grados tras descubrir este manual de lactancia. Y luego tras leer "Bésame mucho", y a continuación,"Mi niño no me come" (por este orden). Yo tenía una idea de lo que era dar el pecho, como todas, que era más o menos ésta: tú pones al bebé a mamar, y si tienes suerte puedes disfrutar de una lactancia placentera (pero no demasiado larga, ¿eh? que los niños con dientes ya no deben mamar, sino comer potitos), y sino, pues nada. Te pasas a la leche de fórmula y listos.

Ja. Ja. Ja. 

Éstas han sido las lecciones más importantes que aprendí de los tres libros de Carlos González:

  • Que la maternidad, como otras etapas en la vida, es mucho menos complicada de lo que nos quieren vender.
  • Que, aunque a veces las voces del exterior no nos dejan escucharnos a nosotras mismas, es mejor seguir tus instintos y escuchar a tu bebé que relegar al olvido lo que tu cuerpo, tu corazón y tu cabecita está diciéndote a gritos (del tipo: "¡pero si me gusta cogerle en brazos!", "¿de verdad tengo que hacerle el avión para que coma la papilla?", etc...)

Y por último pero no menos importante:

  • Que tu peque no solo no te está tomando el pelo (básicamente porque no es capaz de formular el mundo en esos términos, tan complicados, de los adultos), sino que sabe muchas cosas más sobre sí mismo de lo que jamás podrás aprender tú sobre él (o de lo que puedan decirte personas bienintencionadas a tu alrededor). Es decir: Confía en él.

La psicología cognitiva de Rafael Santandreu

En magnífica hora cayeron en mis manos los libros de este psicólogo atípico y algo loco que nos ha cambiado la forma de ver la vida a toda la familia. Gracias a sus estrambóticas enseñanzas hemos aprendido:

  • Que no solo la maternidad es más sencilla de lo que la pintan, sino que la vida puede serlo, también.
  • Que, si nosotros aplicamos esta filosofía de vida en nuestro día a día, podemos dejar a nuestros hijos un legado maravilloso, y que por poco que se empapen de, digamos, del 10% de nuestras enseñanzas, les estaremos ayudando a ser algo más fuertes ante las adversidades, y más felices.

¡No estoy comiendo bien!

Yo era de esas personas convencidas de llevar una dieta magnífica porque comía de todo: mucha verdura, alguna fruta, legumbres una vez al año, y bollería a tutiplén. Bueno, reconozco que, muy en el fondo, intuía que la verdura no "limpiaba" el efecto nocivo que otros alimentos podían tener en mi salud... Pero era un dato que prefería obviar. ¡Porque es que, si nos ponemos más papistas que el papa, ya no nos queda nada por comer!

Pero después de "Se me hace bola", de Julio Basulto, comencé a ver claro que, realmente, no me estaba alimentando correctamente: no solo mi dieta diaria estaba plagada de productos ultraprocesados (insanos), sino que tampoco estaba ingiriendo (y eso que yo creía firmemente que sí) las cantidades suficientes de frutas, verduras, frutos secos, cereales integrales y, sobre todo, legumbres. En cinco palabras: era una omnívora mal alimentada. Y lo peor de todo, y más difícil de admitir: mis hijos también.

A partir, pues, de las sencillísimas (en teoría, claro) pautas propuestas en el libro, he ido cambiando la alimentación de toda mi familia paulatinamente. Ahora puedo decir que comemos muchísimo mejor que hace un año -aunque, como vivimos donde vivimos, no estamos libres de las gominolas, ese gran aliado de los cumpleaños felices, ni de la bollería artesanal ni industrial. Porque, sencillamente, no vivimos en la luna, donde nadie compra ni consume alimentos superfluos.

¿Tenéis vosotras algún libro guardado como oro en paño porque os cambió la vida? ¿Cuál es? ¿Y qué tiene de especial? Si alguna novela u obra de divulgación hapuesto tu mundo "upside down", compártelo en los comentarios, o en el grupo de WhatsApp. 

Y pasando a otros asuntos...

.... igualmente importantes, por supuesto, avisaros que estamos en plena cocción de la nueva agenda para los primeros meses de 2018. Si tenéis propuestas e ideas de talleres, charlas, mini-cursitos, dejadlos aquí en los comentarios o, si estáis dentro del grupo de Whatsapp, dejad allí vuestra propuesta. ¡Todas las ideas e inquietudes son bienvenidas!

 

Anotad también el cambio en la charla sobre la pedagogía Montessori, que vendrá a ofrecernos Lucía, del Nido Montessori de Esplugues, de forma completamente gratuita: será el miércoles 13 de diciembre, de 12:30 a 15 h en la sala que hay en la primera planta del Centre Cívic Les Planes. Ok? Podéis traer a quien queráis, previo aviso a través de teléfono o WhatsApp.

 

Por último, recordaros que para la próxima entrada sí que haremos un pequeño compendio de experiencias sobre lactancia y reincorporación al mundo laboral... A ver si damos algo de ánimo a todas esas mamis que pronto volverán al trabajo.

 

¡Nos leemos pronto!

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    María (viernes, 01 diciembre 2017 16:04)

    hola Ana! a mi los libros q m cambiaron la vida “el poder está dentro de tí” d Louis L. Hay y “muchas vidas, muchos maestros” de Brian Weis

  • #2

    Anita (martes, 26 diciembre 2017 11:58)

    Uy! El de Brian Weis me gustó mucho, también... pero luego he descubierto que solo un pequeño porcentaje de personas son susceptibles a la hipnosis, y bueno, al final opté por un camino mucho más racional... y me ha ido mejor, la verdad! ;-) Gracias por dejarnos tus preferencias, María! :-*