Hablando de nutrición infantil: Julio Basulto nos visita

La verdad es que una de las mejores cosas de pertenecer a esta loca tribu de mamás que amamantan (además de la satisfacción que proporciona ver cómo lactancias que comenzaron a trompicones terminan siendo placenteras tanto para ellas como para sus pequeños) es seguirles la corriente cuando nos piden que organicemos todo tipo de charlas y actividades. Si os pasáis por la pestaña de Agenda y Novedades veréis a qué me refiero. ¡Qué mujeres! ¡Cuántas inquietudes!

Esta vez hemos removido cielo y tierra (gracias de nuevo al esplai El Nus; no solo por ayudarnos en este lío... sino ¡por la alegría con la que nos ayudó en este lío!) para poder traer a Sant Joan Despí a nuestro querido Julio Basulto. Y si ya era querido antes de venir, ahora todavía lo es más. Y os diré por qué.

Las que estuvisteis en la charla coincidiréis conmigo en que aprendisteis mil cosas, ¿verdad? Nos explicó lo mucho que alimenta la leche materna (a menudo nos cuesta imaginárnoslo: ¡como no se ve!), nos habló del babyled weaning (del que ya hablamos en cierta ocasión en este mismo blog y que sigue pareciéndonos una opción fenomenal para empezar a presentar los alimentos sólidos a los bebés) y nos trajo muchos otros temas relacionados con la alimentación infantil en particular, y con la de todos en general. Porque, en su generosidad, Julio no se marchó hasta resolver todas las dudas planteadas por los asistentes, estuvieran o no relacionadas estrictamente con la alimentación infantil.

De izquierda a derecha, Ana, María y Esther, las tres asesoras de nuestro grupo de apoyo a la lactancia materna en Sant Joan Despí
De izquierda a derecha, Ana, María y Esther, las tres asesoras de nuestro grupo de apoyo a la lactancia materna en Sant Joan Despí

Pero no. Lo que hizo que apreciáramos todavía más, si cabe, su trabajo fue una pequeña gran enseñanza con la que abrió la charla, y que podríamos resumir en una palabra: el relativizar. Nos hizo comprender, antes de comenzar a hablar de nutrición, que realmente se trata de un tema de mínima importancia... comparado con otros. ¿Que qué puede haber más importante que lo que damos de comer a nuestros hijos? Pues, básicamente, su seguridad. Los fallos en la seguridad son la primera causa de muerte y discapacidad infantil en nuestro primer mundo. Y que esto te lo diga un dietista-nutricionista, nos parece que todavía tiene más mérito. ¡Con lo que nos llegamos a obsesionar con estos temas! Ponerlos de golpe en perspectiva es, creemos, un excelente ejercicio de salud mental.

La seguridad infantil, prioritaria

Resumiendo muy brevemente la primera parte de la charla, no olvides nunca:

  • llevar a tu pequeño/a siempre en su sillita de coche homologada, a poder ser a contra marcha
  • guardar fuera de su alcance productos tóxicos como medicamentos, detergentes, etc.
  • ponerles el casco si van a ir en bicicleta
  • no dejar jamás a tu pequeño solo en la piscina o en el mar
  • poner una pequeña valla en las zonas de tu casa desde las que un niño pequeño pudiera caerse: barandillas, escaleras...

Para saber más, puedes clicar en este enlace y acceder al documento que sobre este tema ha publicado el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Ya pero... ¿qué le doy?

Respecto a la parte en la que sí explicó las pautas a seguir durante cada etapa de crecimiento en lo que a alimentación saludable se refiere, lo mejor que puedes hacer si no pudiste venir, es comprar o pedir en tu biblioteca más cercana los siguientes libros y documental; 

La verdad es que, con la cantidad de información que nos llega cada día, es más que normal que tengamos dudas. Que no sepamos ya qué ponerles a nuestros hijos o hijas en el bocadillo, cómo comenzar a ofrecerles sólidos (¿no se va a ahogar si le ofrezco trocitos en lugar de papillas?), qué alimentos son superfluos y cuáles no, en qué orden comenzar a darles qué alimentos y en qué cantidades, si suplementar a tu recién nacido con vitamina D o no, o si dejar el vegetarianismo durante el embarazo. 

Parte de la motivación que nos mueve a organizar ésta y otras charlas y talleres en el seno del grupo de apoyo es la premisa de que aunque "información es poder", contar con "información fiable" todavía es un arma de defensa más poderosa. 

Y bueno, aunque siempre es más educativo y ameno ir a una de sus conferencias o, en su defecto, leerse sus libros, o su blog, podríamos resumir los consejos de Julio Basulto en tres recomendaciones básicas. Que pasan por tener en casa

  • un máximo de alimentos vegetales (legumbres, verduras, frutas, cereales integrales y frutos secos -hasta los tres años se pueden dar únicamente molidos)
  • un mínimo de derivados cárnicos (salchichas, embutido, fiambre, etc.)
  • cero productos superfluos (patatas chips, bebidas azucaradas como los mal llamados refrescos o los zumos de frutas, golosinas, helados, galletas dulces o saladas, bollería, postres lácteos azucarados,...)

Si alimentas a tus hijos siguiendo estas pautas todo lo fielmente que puedas, ya les estarás haciendo un gran favor. Y si tú te alimentas de la misma forma, lo que puede ser que logres (tampoco es matemático) son niños que, de adultos, tengan los mismos productos en sus alacenas / neveras / congeladores. Es decir, adultos con hábitos de alimentación saludables.


Desde la última entrada del blog, hacia finales de septiembre, hemos propuesto un montón de talleres más, algunos de los cuales ni siquiera aparecían en la agenda que preparamos Esther y yo a principio de curso: volvió Patricia a hablarnos de psicomotricidad infantilEster nos dio una charla sobre masaje infantil que fue todo un éxito; Belén hizo una introducción a los materiales y la pedagogía Montessori; Esther, nuestra asesora y dietista, nos habló de babyled weaning y de nuevo llenamos aforo, y Ana explicó los fundamentos de la fotografía en modo manual y dio unas pequeñas pinceladas de composición e iluminación. 

Últimamente no hemos actualizado demasiado la agenda y os pedimos disculpas por ello, pero podemos prometer y prometemos que intentaremos que no se vuelva a producir este desfase.

¡Mamis! ¡Que esto se acaba! Esperamos con ilusión preparar una agenda igual de completa y exitosa para el año que pronto comienza. De momento... nos vemos el miércoles que viene, 7 de diciembre. Mismo lugar, misma hora.

Escribir comentario

Comentarios: 0